El angiodema hereditario (AEH) es una enfermedad genética poco frecuente

 

Cuerpo humano.png

Signos y síntomas del angioedema hereditario

El AEH es doloroso por distensión cuando es periférico (manos, pies, etc.) o en los episodios abdominales. Estos “ataques” pueden surgir sin aviso y durar días. El dolor y la hinchazón de un ataque pueden ser incapacitantes, lo que dificulta la realización de tareas cotidianas. Esto conlleva que vivir con AEH sea física y emocionalmente difícil.

Los ataques se pueden manifestar en cualquier parte del cuerpo, si bien las zonas más comunes de la hinchazón son:

 

  • Abdomen
  • Cara
  • Genitales
  • Garganta
  • Manos
  • Pies

La hinchazón en la garganta puede ser potencialmente mortal, ya que puede provocar asfixia. Por eso, si se produce un ataque que afecte a esta zona, debe acudir a urgencias.

 
El AEH puede ser impredecible

 

Los síntomas del AEH pueden ser muy diferentes de una persona a otra, e incluso en una misma persona. Por ejemplo, alguien con AEH puede sufrir ataques con más frecuencia durante la pubertad. O alguien que normalmente experimenta hinchazón abdominal puede tener un ataque en la garganta o en otro lugar.

El AEH puede ser impredecible

El AEH puede ser impredecible

 

Los síntomas del AEH pueden ser muy diferentes de una persona a otra, e incluso en una misma persona. Por ejemplo, alguien con AEH puede sufrir ataques con más frecuencia durante la pubertad. O alguien que normalmente experimenta hinchazón abdominal puede tener un ataque en la garganta o en otro lugar.