Apoyo para el angioedema hereditario

 

Tanto si vives con angioedema hereditario (AEH) como si lo haces alguno de tus seres queridos, hablar con otras personas que entienden los retos a los que te enfrentas puede ser increíblemente útil. Conectarse con personas de la comunidad de AEH puede ayudarte a descubrir nuevos recursos, crear una red de apoyo y fomentar ánimos cuando lo necesites.

 

 

Habla con tus amigos y seres queridos

Por supuesto, tu información médica es un asunto personal, pero considera informar a tus amigos cercanos, familiares y compañeros de trabajo de que tienes AEH. Ten una conversación abierta y sincera con ellos para que sepan cómo apoyarte y qué pasos deben dar en caso de emergencia.

Habla con tus amigos y seres queridos


<h4>Habla con tus amigos y seres queridos</h4>

Por supuesto, tu información médica es un asunto personal, pero considera informar a tus amigos cercanos, familiares y compañeros de trabajo de que tienes AEH. Ten una conversación abierta y sincera con ellos para que sepan cómo apoyarte y qué pasos deben dar en caso de emergencia.